«

»

Atentado en aeropuerto de Estambul.

ABC.es

Explosiones en EstambulAl menos 28 muertos tras un atentado en el aeropuerto de Estambul

Hay también al menos unos 60 heridos, seis de ellos graves, tras dos explosiones en el principal aeropuerto de la capital turca. Los asaltantes abrieron fuego con rifles y se hicieron estallar después.

 Varias ambulancias en la terminal atacada del aeropuerto de Estambul – REUTERS

Dos explosiones han sacudido en la noche de este martes el aeropuerto internacional Atatürk de Estambulmatando al menos a 28 personas e hiriendo a cerca de sesenta, según confirmaron fuentes oficiales turcas. El ministro de Justicia Bekir Bozdag declaró que «al menos un terrorista se hizo explotar, tras abrir fuego en las inmediaciones del aeropuerto» hacia las 10:00 de la noche hora local.

En la reconstrucción inicial del suceso, oficiales de Policía y seguridad abrieron fuego contra tres terroristas suicidas, según el ministro. Testigos oculares citados por CNN Türk aumentan el número a cuatro. Éstos, que portarían al menos un kalashnikov, respondieron a los disparos antes de hacerse explotar frente al control de entrada a la terminal Internacional. Por el momento, ningún grupo terrorista ha reclamado la autoría del atentado, aunque fuentes policiales han indicado a la agencia turca «Dogan» que las pistas iniciales apuntan a la autoría de Daesh.

Hasta el aeropuerto, uno de los más concurridos de Europa con 61,8 millones de pasajeros en 2015 –según un informe de Airport Watch– se han desplazado ambulancias y coches de policía. Medios locales citan testimonios que han contado al menos 30 ambulancias para tratar a las decenas de heridos, entre los que habría varios oficiales de policía, que han sido trasladados al Hospital Estatal de Bakirkoy. Las entradas y salidas han sido bloqueadas por las fuerzas de seguridad para «despejar el camino a las ambulancias» según oficiales citados por el periódico Hurriyet.

El flamante primer ministro, Binali Yildrim, ha anunciado por televisión la creación de un gabinete de crisis tras el atentado, que golpearía una de las principales industrias turcas: el turismo. Además, el Ministerio de Interior canceló todos los vuelos que partían desde el aeródromo. Los pasajeros que deberían haber despegado del Atatürk fueron trasladados a hoteles cercanos, según un oficial turco citado por Reuters. Otros viajeros, que deberían haber hecho escala en Estambul en su vuelo desde Madrid, señalan a ABC que también les han cancelado el vuelo.

Frente a la terminal de llegadas internacionales y la de vuelos domésticos se han congregado decenas de turistas, moviéndose entre la confusión e intentando contactar con sus familias. Aunque no se permite la entrada al pasillo interno de la terminal, testigos han explicado las escenas de caos y desconcierto tras las explosiones. A la zona antigua de Estambul, llena de turistas y locales sentados en cafés y pequeños restaurantes, la noticia todavía no había llegado, pese a que muchas televisiones mostraban imágenes desde la misma terminal.

Según pudo comprobar este medio, horas antes del incidente el aeropuerto funcionaba con regularidad: largas colas en el control de pasaportes y estrictas medidas de seguridad incluso antes de entrar en la zona de embarque. El aeropuerto Atatürk de Estambul, a caballo entre Oriente Medio y Europa, se había mantenido alejado hasta ahora de los ataques terroristas que sufre periódicamente la joya del turismo turco. En 2016 la capital Ankara y Estambul han sido objetivo en al menos cinco ocasiones, con víctimas entre oficiales, turcos o turistas, como el pasado 12 de enero, cuando el autoproclamado Estado Islámico atentó cerca de la Mezquita Azul en Estambul, matando a doce personas.

En diciembre de 2015, el aeropuerto de la zona asiática de esta misma ciudad,Sabiha Gokcen, sufrió una explosión reivindicada por el grupo terrorista Halcones por la Liberación del Kurdistán (HAK), que mató a una persona. La sensación de inseguridad y las políticas regionales turcas han provocado el descenso del número de visitantes extranjeros, que el pasado mes de abril se desplomaron un 28% con respecto a 2015, la peor cifra desde mayo de 1999.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *